FINTECH, LA EVOLUCIÓN DE LA BANCA

En la última década, el término Fintech (“Fin” de la palabra en inglés Financial y “Tech” de Technology), se ha vuelto cada vez más popular y se utiliza para describir la utilización de la tecnología, para mejorar las actividades financieras convencionales, así como también, el diseño de herramientas y plataformas para prestar servicios financieros innovadores. 

Fintech es la industria revolucionaria que vino a transformar la banca como solíamos conocerla, muchos de nosotros, ya utilizamos estas herramientas en nuestra vida cotidiana, las cuales nos brindan la facilidad de realizar y recibir pagos digitales, por algún servicio prestado o un bien comprado, envíos y solicitudes de dinero, obtener financiamiento, e incluso donaciones.

En mi opinión, los nuevos banqueros serán muy diferentes a los que hemos estado acostumbrados, ya que no se trata solo de tener habilidades en economía, administración, contabilidad, manejo de activos, inversiones y manejo de riesgo; sino también en la habilidad de innovar, crear y construir modelos y plataformas financieras seguras, eficientes y fáciles de usar.

Recuerdo 20 años atrás, siendo tan solo un niño de 10 años, en mi país de origen (Venezuela), la cantidad de tiempo que pasé en los bancos, haciendo largas filas frente a las taquillas, acompañando a mi madre a pagar mi colegio o a mi padre a depositar el efectivo de sus ingresos por todos los traslados que hizo durante la semana como taxista. En esa época, me tenía que conformar con jugar con un carrito, utilizando las barandas del banco como mi pista. Era común, por lo tanto normal; no había otra forma de que mi papá cobrara sus servicios, o que mi mamá pagara mi colegio. Luego, los bancos comenzaron a usar la tecnología para mejorar muchos procesos, entendieron que explotar el boom tecnológico era mucho más económico que abrir sucursales comerciales y así no colapsar a las ya existentes. Pero no fue suficiente, con la llegada de diferentes crisis económicas, para muchos bancos dejó de ser prioridad la modernización de procesos y operaciones, ya que están muy ocupados con los entes regulatorios, mantener sus licencias y obtener las nuevas, así como también, en el manejo de activos y riesgos. Por lo tanto, hoy en día, en muchos bancos a nivel mundial, aún debes ir personalmente para realizar una operación, mientras en otros, aunque suene un poco insólito hasta te solicitan cartas por fax. 

Esto le ha abierto paso a grandes emprendedores a innovar plataformas, que desde tu teléfono inteligente en cuestión de segundos, puedas resolver tus operaciones diarias. Empresas como Uber, Airbnb, Amazon, Alibaba, Facebook, Apple y Zelle, por nombrar solo algunas, son plataformas que nos brindan entretenimiento, comodidad, conectividad y eficiencia para obtener un producto o un servicio. Lo que muchos no detallamos es que todas estas empresas, aunque no son bancos, tienen diferentes licencias financieras dependiendo del caso.

También, ya hay varias instituciones financieras Fintech que se autodenominan banco digital, ya que no tienen sucursales físicas comerciales; toda la atención al cliente es en línea o virtual, es decir, tienen tecnología de punta para verificar identidad, antecedentes, recibir los requisitos y hacer todos los procedimientos de cumplimiento en línea y abrir una “cuenta bancaria” desde tu dispositivo inteligente. 

Pero aun así no es suficiente. Un estudio realizado a finales del año 2017, indicó que 2,500 millones de personas seguían excluidas del sistema financiero, por lo tanto, esta revolucionaria industria sigue dándole cabida a nuevas ideas y nuevas alternativas para traer cada vez más soluciones. Es por eso que desde hace 3 años, me dedico junto con un equipo de primera, a desarrollar soluciones como Montbrun Group y aplicaciones Fintech como son el caso de TrustT, Shasta y Eat In.

Montbrun Group es un grupo de empresas con diferentes licencias financieras que dependiendo del país, puede operar como una casa de bolsa de intercambios de monedas convencionales y digitales, o como una empresa regulada para la administración de activos de clientes, tanto como un fondo de inversión  como una institución de dinero electronico; TrustT es una aplicación móvil que permite a sus usuarios comprar, vender, enviar y solicitar oro sin necesidad de tenerlo en físico y poder gastar parte de ese oro que tienen como ahorro en cualquier establecimiento con una tarjeta de débito; Eat In, es la aplicación que traemos para descentralizar la industria de los restaurantes. Es la plataforma que conecta a cocineros desde sus casas con usuarios que quieren probar comida casera cerca de ellos; y por último, Shasta es una lujosa aplicación operada como un club, exclusiva mas no excluyente, que permite a sus usuarios enviar y recibir pagos, interactuar entre ellos, obtener distinto tipos de membresías y beneficios, así como también permitirles comprar criptomonedas de una manera fácil y rápida. 

En fin, mientras trabajo sin descanso en estas empresas que aportaran más herramientas Fintech, disfruto de esta industria desde la comodidad de mi oficina en New York, pagando en este momento las clases de Mandarín de mi hijo, solicitando un Uber para mi mamá que está en Miami y pidiendo mi almuerzo. 

 


ESCRITO POR LEONARDO MONTBRUN - 11 Abril 2019
Co Founder of: Montbrun Group, TrustT, Eat In, Sashta.